Relaciones Canadá - Paraguay

Canadá y Paraguay establecieron relaciones diplomáticas en 1961. La Embajada de Canadá en Buenos Aires está acreditada en Paraguay y Canadá cuenta con un Consulado, encabezado por un cónsul honorario, en Asunción. En septiembre de 2011 se inauguró un Centro de recepción de solicitud de visas para Canadá con el objetivo de facilitar el proceso de solicitud de visas para los residentes en Paraguay.

Canadá y Paraguay comparten valores comunes como el multilateralismo eficaz, el respeto por los derechos humanos, el apoyo a las instituciones multilaterales y los esfuerzos de mantenimiento de la paz. También compartimos fuertes lazos humanos con la diáspora Menonita en ambos países.

Paraguay está representado en Canadá por una embajada en Ottawa y designó cónsules honorarios en las ciudades de Calgary, Toronto, Montreal, Vancouver y Winnipeg. Si bien los ciudadanos canadienses requieren una visa para ingresar a Paraguay, los procedimientos han sido simplificados en noviembre de 2012 permitiéndoles obtener la visa en el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi de Asunción, la principal puerta de entrada al país.

En 2016 el intercambio comercial entre Canadá y Paraguay se elevó a más de 32 millones de dólares canadienses. Las exportaciones canadienses a Paraguay totalizaron 17,3 millones de dólares (principalmente maquinaria, artículos de papel, libros impresos y diarios) y 14,6 millones de dólares de importaciones provenientes de Paraguay (principalmente azúcar, semillas oleaginosas, productos de madera). La presencia de empresas canadienses en el mercado paraguayo es modesta, con inversiones principales en sectores como minería, infraestructura y energía.

Paraguay tiene crecientes oportunidades en los sectores de infraestructura, energía y transporte, así como políticas que impulsan la inversión extranjera.

El Gobierno de Canadá está comprometido con promover prácticas empresariales responsables. Espera y alienta a las empresas canadienses que trabajan a nivel internacional a que respeten todas las leyes aplicables y las normas internacionales, a que actúen de manera transparente y en consulta con los gobiernos anfitriones y las comunidades locales y que realicen sus actividades de manera social y ambientalmente responsable.

Paraguay es un país asociado al programa de instrucción y cooperación militar por medio del cual Canadá desarrolla formaciones militares y las pone a disposición de países asociados, lo que refuerza las relaciones en materia de defensa entre nuestras naciones.

Canadá y Paraguay gozan de relaciones bilaterales cercanas en temas de interés común como los derechos humanos y la búsqueda de un multilateralismo eficaz en el seno de las Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA). Ambos países están comprometidos en la reconstrucción y en el despliegue de esfuerzos por el mantenimiento de la paz en Haití. Paraguay y Canadá contribuyeron con efectivos a la misión de la MINUSTAH.

Un lazo importante entre Canadá y Paraguay es la comunidad paraguaya de aproximadamente 15000 menonitas de origen canadiense de los cuales 12000 están registrados en la embajada. De hecho, la mayoría de las visitas canadienses a Paraguay están en relación con la comunidad menonita. Esta comunidad, aunque modesta en número, tiene un impacto significativo en la economía paraguaya, especialmente por su rol en la agricultura y la ganadería de exportación.

La ayuda técnica y al desarrollo para Paraguay está asegurada por contribuciones a instituciones multilaterales como la OEA y el FMI, así como por medio del Fondo Canadá para Iniciativas Locales (FCIL) administrado por la Embajada de Canadá en Argentina y Paraguay. Desde 2007, Canadá ha apoyado 76 proyectos del FCIL en Paraguay, llegando a un monto de 1,000,000 dólares canadienses.

El Centro de Investigaciones para el Desarrollo Internacional (IDRC-CRDI) también está presente en Paraguay. Recientemente, los proyectos financiados por este centro en Paraguay incluyen un estudio de valorización del agua en un contexto de cambios económicos y climáticos en el Gran Chaco americano, basado sobre las decisiones de la Conferencia de las partes de Paris, en diciembre 2015. El Centro de Investigaciones para el Desarrollo Internacional administra además el Think Tank Initiative, un programa que reagrupa a una serie de proveedores de fondos y que ofrece financiamiento a largo plazo así como soporte técnico a 28 think tanks en América Latina y Asia meridional. Esto les permite sobre todo reforzar su papel como actores influyentes en la formulación de políticas públicas. Dos instituciones paraguayas figuran entre los seleccionados: el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (CADEP), cuyo papel es desarrollar estudios que la hacen un centro de búsquedas institucionales creíble y capaz de apoyar e influenciar las políticas públicas, y el Instituto Desarrollo (ID) que tiene objetivos similares. En julio de 2014, ambas instituciones fueron seleccionadas para una extensión del apoyo durante la segunda fase de la iniciativa. Tendrán así financiamiento hasta el año 2019.

Creado en 2005, el Centro Paraguayo de Estudios Canadienses (CPEC) desarrolla un programa activo que tiene una línea de continuidad en la educación para el fortalecimiento democrático. Este centro ayuda mantener lazos con universidades, organizaciones no gubernamentales y representantes gubernamentales y apoya a la Embajada de Canadá al facilitar visitas de numerosos expertos canadienses y regionales a Paraguay con el objetivo de intercambiar ideas sobre las prioridades comunes, promover intercambios académicos y programas de becas, así como organizar eventos culturales con el fin de promover los valores canadienses. Uno de los objetivos principales del CPEC es de avanzar en el concepto de gobierno abierto basado en experiencias de Canadá.

El Programa de Líderes Emergentes de las Américas (ELAP) ofrece becas a corto plazo para estudiantes de Latinoamérica y el Caribe, incluyendo a Paraguay, para estudiar o llevar a cabo investigaciones en Canadá. El programa está basado en lazos institucionales entre Paraguay y Canadá, lo que facilita la creación de las oportunidades de becas. Estos acuerdos académicos ayudan a promover las colaboraciones en investigación y los intercambios estudiantiles.

Además de la becas ELAP, los estudiantes paraguayos también pueden presentar su candidatura a otra becas canadienses abiertas a todos los estudiantes extranjeros como las prestigiosas becas Vanier por un monto máximo de 50 mil dólares canadienses por año durante un plazo de tres años de doctorado y las becas postdoctorales Banting que cubren un monto máximo de 70 mil dólares canadienses anuales durante un plazo de dos años.

Otro programa de becas que puede facilitar estudios de posgrado en Canadá es el programa BECAL del Gobierno de Paraguay. Además, en 2016, el consorcio universitario canadiense CALDO firmó un Memorando de Entendimiento con las autoridades de BECAL. Proporciona fondos adicionales a los becarios BECAL que asisten a las universidades miembros de CALDO.

Se puede encontrar más información sobre oportunidades educativas en Canadá aquí.

Desde 2011, Canadá presenta anualmente una serie de eventos bajo el tema “Canadá-Conexiones”. Esta iniciativa se apoya en el éxito que tuvo “Canadá-Conexiones: Semana de Canadá en Asunción” que tuvo lugar en marzo de 2011, en ocasión de la celebración del Bicentenario de Paraguay y del 50 aniversario de las relaciones diplomáticas bilaterales. Cada año, Canadá también es el anfitrión de varios eventos durante el mes de marzo en colaboración con las otras embajadas para celebrar la Francofonía.

Julio de 2017