La Plaza Canadá de Buenos Aires vuelve a tener su tótem


Danzas de los pueblos originarios durante la ceremonia

Un nuevo tótem proveniente de la provincia de Columbia Británica en la costa occidental de Canadá fue inaugurado en la Plaza Canadá de Buenos Aires.


Un nuevo tótem

La ceremonia fue un homenaje a la rica identidad indígena que comparten Argentina y Canadá.  Participando en el evento, la Embajadora Gwyneth  Kutz subrayó que el tótem representa un símbolo tangible de una cosmovisión indígena que nos define como países de las Américas.

La Embajadora Kutz, invitada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a esta inauguración, destacó que el tótem es un símbolo de unión entre los habitantes de una misma tierra que se afianza con el intercambio, la confianza mutua y el diálogo permanente.

Además subrayó que representa un símbolo tangible de una cosmovisión indígena que nos define como países de las Américas.

Los ministerios de Cultura y del Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires llevaron a cabo este proyecto de reemplazo del anterior tótem, que ocupó la Plaza Canadá desde 1964 hasta su retiro en 2008, y encomendaron la obra al artista canadiense Stan Hunt quien hace un homenaje a sus antepasados.

Su padre, Henry Hunt, fue el autor del antiguo tótem de la Plaza Canadá y su abuelo, Mungo Martin, fue el primer maestro tallador del Royal British Columbia Museum de Victoria, capital de la provincia de Columbia Británica.

La ceremonia que incluyó danzas de los pueblos originarios de Argentina y Canadá le dieron la bienvenida a la monumental pieza, de 13 metros de alto, tallada en un tronco macizo de cedro rojo por el artista Stan Hunt del pueblo Kwakiutl, ubicado al norte de la isla de Vancouver en la provincia de Columbia Británica.

La Plaza Canadá representa una puerta de entrada a la ciudad y está ubicada en pleno centro y cercana al puerto de Buenos Aires, las estaciones de tren y buses de Retiro, la Dirección Nacional de Migraciones y el Museo Nacional de la Inmigración.

En este marco, la Embajadora Kutz  compartió su deseo de que este nuevo tótem sea el testigo de todo lo que se puede desarrollar con creatividad, con integración social y con la participación ciudadana de todos los vecinos y las miles de personas que pasan en su trajín cotidiano.

Colorido y majestuoso con su mirada al sol naciente, el nuevo tótem de la Plaza Canadá fue inaugurado por el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Hernán Lombardi y el ministro de Espacio Público, Diego Santilli, junto a la Embajadora de Canadá, Gwyneth Kutz, representantes de los pueblos originarios de Argentina y de la comunidad diplomática.

“Esta Plaza Canadá nos vuelve a llenar de orgullo  porque nos pertenece a todos.
Porque como dice el proverbio del pueblo Kwakiutl de la Isla de Vancouver: “estamos en la tierra, la tierra está en nosotros”, concluyó la Embajadora Kutz.


La Embajadora Kutz y el grupo de danzas indígenas


El ministro Lombardi, la Embajadora Kutz y el ministro Santilli.


Danzas de los pueblos originarios durante la ceremonia