Petrolero de Armada de Chile llegó a canada para apoyar a flota del pacifico


Buque Almirante Montt en Valparaíso antes de zarpar hacia Canadá.


Agregado de Defensa de Canadá en Chile, Capitán de Navío Martin Teft, visitó el buque antes de su partida.

Como parte de un Acuerdo Mutuo de Apoyo Logístico (MTAS) realizado este año entre la Real Armada Canadiense (RCN por su sigla en inglés) y la Armada de Chile, a comienzos de julio llegó a la base naval Esquimalt en British Columbia,  el petrolero Almirante Montt, perteneciente  a la Armada de Chile. La RCN vio una oportunidad única para que esta unidad forme parte de su flota, apoyando durante 40 días sus requisitos de generación de fuerza.

El objetivo de este buque es reabastecer en alta mar a otras unidades en actividad. El "Montt" tiene  42 mil toneladas de desplazamiento a plena carga y es el más grande que haya servido hasta ahora, superando incluso al acorazado "Almirante Latorre", operado por la marina chilena entre 1920 y 1958.

Los beneficios de esta operación para la RCN son muy importantes, ya que el Buque cumplirá con el objetivo de apoyar a la “Flota del Pacífico Canadiense”, la cual funciona desde 1910 en la base naval de Esquimalt. Cerca de 4.000 militares y 2.000 civiles trabajan en este lugar que brinda seguridad a todo el Pacífico Norte canadiense y defiende el derecho al uso de los mares y protege el comercio. La flota del Pacífico es importante para salvaguardar a Canadá como una nación marítima por excelencia, que limita con tres océanos. Esta flota tiene dos submarinos y 13 buques, que apoyan las operaciones de seguridad nacional e internacional de Canadá. 

A través del petrolero Almirante Montt, Canadá podrá seguir trabajando con la marina chilena y fortalecer vínculos con los oficiales chilenos quienes brindan siempre un nivel superior de profesionalismo y operatividad a sus actividades. Estas características son muy valoradas por la RCN, ya que ve en la Armada de Chile una gran similitud en sus capacidades operativas. Para Chile habrá también beneficios: el petrolero  sumará mucho tiempo en el mar y además se desplazará por aguas no tradicionales en Norteamérica. La tripulación podrá intercambiar experiencias y conocer lugares no explorados previamente por los oficiales chilenos.

Los lazos de amistad entre ambas Armadas se ven robustecidos por este tipo de iniciativas, según comentó  el Agregado de Defensa de Canadá en Chile,  Capitán de Navío Martin Teft. ”Esperamos que este tipo de relaciones perduren en el tiempo, puesto que tenemos mucho en común, en cuanto a capacidades navales y a la manera de operar en el mar.  Coincide también  la similitud geográfica de nuestros mares”.