Música, deportes y juegos para la juventud Salvadoreña en lugar de pandillas


El Embajador de Canadá Pierre Giroux y los líderes locales escuchan las notas del Himno Nacional tocado por la banda juvenil.


Personal de la Embajada de Canadá, Teresita Chávez y Gracia López, hablan con Ingrid Vásquez, de 16 años de edad, violonchelista, beneficiaria del proyecto.


Foto del Centro de Alcance Juvenil en Chalchuapa.


El Embajador Pierre Giroux y líderes locales cortan la cinta simbólica, inaugurando oficialmente el Centro de Alcance Juvenil

>Hasta 215 niños y niñas de Chalchuapa, El Salvador, tienen acceso a computadoras, clases de música, clases de inglés, deportes y otras actividades positivas extracurriculares después del recién construido, Centro de Alcance para la Juventud. Este centro es uno de los siete proyectos que la Embajada de Canadá en El Salvador está desarrollando a través del Fondo Canadá para Iniciativas Locales para promover la paz y prevenir la violencia.

Este proyecto, por un de valor $15,000 USD, ha llegado a hacer una gran diferencia en las vidas de niños y niñas de las comunidades Unidas de Chalchuapa, una zona marginal donde 276 familias viven en condiciones relativamente pobres y donde las pandillas forman parte de la vida cotidiana. El proyecto es considerado como un refugio seguro para jóvenes en riesgo, un lugar donde los niños entre las edades de 8-18 pueden reunirse y participar en actividades positivas, algo que de otra manera no se puede hacer debido a las limitadas oportunidades disponibles en la comunidad y la amenaza de la violencia en las calles.

El Centro de Alcance para Jóvenes es un proyecto presentado por la Alcaldía Municipal de Chalchuapa, como parte de su propuesta integral para prevenir la violencia en las comunidades. Esta iniciativa comenzó en 2011 como una respuesta al creciente número de homicidios, en su mayoría adolescentes. Con el apoyo de Alianza Joven Regional, una iniciativa financiada por USAID, Chalchuapa fue capaz de desarrollar una estrategia a largo plazo que involucra a jóvenes.

Esta iniciativa incrementó las oportunidades de mantener a los jóvenes alejados de las calles y de las pandillas. Ofrece a los niños y niñas actividades extracurriculares positivas como música, deportes, juegos, baile y aprendizaje de idiomas. En el centro de Alcance colaboran voluntarios de la comunidad, de la iglesia local y hasta de la Universidad Nacional, quienes brindan a los niños y niñas modelos positivos para imitar, pensar y trabajar para alcanzar un futuro positivo.

"Tocar el violonchelo me permite olvidar mis problemas y tener pensamientos positivos", expresó Ingrid Vásquez. Esta joven de dieciséis años de edad, vive cerca de la Comunidad Las Victorias en Chalchuapa y asiste a su Centro de Alcance local. Ella afirma que nunca hubiera tenido oportunidad de tocar ningún instrumento musical, si no hubiera sido por este proyecto. "Si no fuera por el proyecto me quedara encerrada en mi casa, o peor aún, quién sabe lo que me podría haber sucedido", explica mientras sostiene su violonchelo y se prepara para tocar otra canción con su banda.

Ellos acaban de entonar 'Oh Canada' como parte del repertorio musical.

El Embajador de Canadá en El Salvador, Pierre Giroux, asistió a la ceremonia de apertura. Este es el décimo primer Centro de Alcance para la juventud de Chalchuapa, el primero financiado por el gobierno de Canadá. El Embajador Giroux espera que este sea el comienzo de algo nuevo para que niños de las Comunidades Unidas de Chalchuapa, que ahora viven en la pobreza y con temor a las pandillas, tengan la oportunidad de desarrollar actividades sanas y positivas después de la escuela, al igual que Ingrid.

“Desde Canadá sabemos que apoyar a los jóvenes en su búsqueda de mejores oportunidades de vida, de estudio, de empleo, de desarrollo artístico, cultural y deportivo, es una inversión en el Estado mismo, ya que los jóvenes además de tener en sus manos el rumbo futuro de El Salvador, son su presente." –manifestó el Embajador de Canadá Pierre Giroux.