Promoción de la Cultura Maya como una oportunidad para el crecimiento económico en Sololá


Bailarines mayas.


Bailarines mayas.

Entre septiembre de 2012 y mayo de 2013, un grupo de artistas guatemaltecos con el apoyo de Canadá, Suecia y España organizó un festival itinerante Q’ij Sac (trascendencia del tiempo) que busca recrear las tradiciones indígenas y atraer la atención sobre temas como la reflexión y el diálogo entre distintas generaciones, comunidades étnicas, hombres y mujeres, guías espirituales, líderes comunitarios y autoridades sobre el legado maya y lo que representa. Los grupo participantes, entre ellos  Sotz’il y Tz’utujil hip hop organizaron 17 representaciones, todas ellas gratuitas, recorriendo  16 municipios del departamento de Sololá y se concluyó con un espectáculo frente al Palacio Nacional de la Cultura con la presencia de autoridades del Ministerio de Cultura, el Instituto Guatemalteco de Turismo, el Congreso de la República y representantes diplomáticos.

Desde 2009, la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (ACDI) ha venido apoyando el crecimiento económico sostenible en el Departamento de Sololá a través del Proyecto de Desarrollo Económico Rural del Departamento de Sololá (PROSOL).  El Departamento de Sololá, como Guatemala en general, es un lugar de contrastes.  Posee uno de los lagos más bellos del mundo, paisajes exuberantes, una enorme diversidad natural y cultural, además de artesanías, hortalizas y café de reconocida calidad.  A pesar de esto, como muestra el mapa de pobreza recientemente publicado por el Instituto Nacional de Estadística y el Banco Mundial, Sololá es el segundo Departamento más pobre del país, con una tasa de pobreza general  del 84.5% y pobreza extrema del 14.6%.

El proyecto de PROSOL tiene un valor de CAN$ 10.6 Millones y es implementado por dos organizaciones canadienses, CECI y SOCODEVI.  A través de dicho programa se apoya a la población de Sololá a mejorar su productividad e inserción a mercados y a trabajar con las autoridades locales para mejorar la calidad de su planificación e inversión estratégica en favor del desarrollo económico.

La celebración del cambio de era maya en diciembre de 2012 representó una oportunidad única para  atraer la atención del mundo sobre la cultura maya, reafirmar y revalorizar la identidad de las etnias maya-descendientes que hoy habitan en Guatemala, pero también como una forma de promover el crecimiento económico de estas poblaciones.  El festival itinerante Q’ij Sac (trascendencia en el tiempo) buscaba precisamente aprovechar este momento para mostrar tradiciones indígenas a través de la danza, música y teatro, invitando a la reflexión y el diálogo entre distintas generaciones, comunidades étnicas, hombres y mujeres, guías espirituales, líderes comunitarios y autoridades sobre el legado maya y lo que representa. 

Canadá, a través de PROSOL, y en un esfuerzo conjunto con los gobiernos de Suecia y España contribuyó con Q450,000 para apoyar el esfuerzo de este grupo de artistas.  Con ello se contribuye no sólo a promover el conocimiento y la revalorización de la cultura de los pueblos originarios de Guatemala, sino también a construir comunidad, favoreciendo la convivencia, la paz, y por ende un ambiente más favorable al surgimiento y desarrollo de oportunidades económicas.