Gobierno de Canadá
Símbolo del Gobierno de Canadá

Gobierno de Canadá

Espana.gc.ca

Breadcrumb

  1. Página principal
  2. >
  3. Relaciones bilaterales

Las relaciones entre Canadá y España

Canadá y España disfrutan de una relación fuerte basada en intereses y valores comunes tanto a nivel bilateral como en cuestiones multilaterales.

Relaciones políticas

España y Canadá están plenamente comprometidos con la defensa de la seguridad mundial, de los valores democráticos y de los derechos humanos en un marco multilateral. Ambos países defienden políticas de desarrollo internacional especialmente en cuanto a salud y educación. Somos excelentes socios en el ámbito multilateral y trabajamos juntos en el seno de las Naciones Unidas (ONU), de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y de la Organización Mundial del Comercio (OMC), entre otros organismos.

Ambos países participan activamente en varias operaciones multilaterales de seguridad y paz. Canadá y España comparten un mismo interés en el desarrollo de sus relaciones con los países y las instituciones de América Latina. Canadá es miembro de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y España es observador permanente de esta organización. Los dos países son miembros observadores de la Alianza del Pacífico.

Nuestros dos gobiernos mantienen un diálogo bilateral activo. Canadá y España tienen en común una estructura política descentralizada y comparten situaciones de regionalismos activos. Los dos países gestionan con éxito los retos y las oportunidades que plantean sus sociedades multiculturales y la integración de los inmigrantes.

Canadá y España están comprometidos en una gestión sostenible del medio marino y de sus recursos y mantienen en este sector unas relaciones constructivas basadas en el diálogo y la colaboración.

Relaciones comerciales, inversiones e innovación

Las relaciones económicas entre España y Canadá han experimentado un notable incremento a lo largo de los últimos años y siguen teniendo hoy un gran potencial de crecimiento. Nuestras dos economías son similares en cuanto a su desarrollo y poseen sinergias naturales en sectores de alta prioridad, tales como el aeroespacial, el agroalimentario y pesquero, el farmacéutico, las tecnologías de la información y la comunicación y los servicios financieros. Canadá y España son puertas de acceso a grandes mercados regionales que son el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y a la Unión Europea.

Canadá y la UE han concluido las negociaciones de un histórico acuerdo económico, el Acuerdo Económico y Comercial Global (AECG), el más ambicioso jamás negociado entre dos economías desarrolladas. El AECG impulsará el crecimiento económico, la innovación y la competitividad. El gobierno y los empresarios españoles han manifestado su apoyo a esta iniciativa.

En 2014, los intercambios bilaterales comerciales alcanzaron el valor de 3.326 M $CAN (2.295 M €), lo que supuso un incremento del 26% con respecto al año anterior. Las exportaciones canadienses a España representaron un valor de 1.127 M $CAN (778 M €). En la actualidad destacan las exportaciones de minerales, combustibles, vegetales, maquinaria y productos aeroespaciales. España exportó mercancías a Canadá en 2014 por valor de 2.199 M $CAN (1.517 M €), principalmente productos farmacéuticos, maquinaria, minerales, combustibles, vehículos y productos alimenticios.

La relación económica bilateral se basa principalmente en las inversiones entre ambos países. Según una encuesta del Club de Exportadores e Inversores Españoles, Canadá es el destino de inversión mejor valorado por los dirigentes empresariales españoles. En los últimos años, se han producido importantes proyectos de inversión entre los dos países, especialmente en el sector energético, agroalimentario y minero así como en el de infraestructuras y de comunicaciones.

Las inversiones directas canadienses (stocks) en España en 2013 se elevaban a 4.757 M $CAN, en sectores diversos como las minas, el transporte, los servicios financieros, las tecnologías de información y comunicación y el sector inmobiliario.

Las inversiones españolas en Canadá eran de 590 M $CAN en 2013. En este momento, los sectores más activos son la energía y los proyectos público-privados de infraestructura. Otros sectores claves incluyen las tecnologías de la información y comunicación, la venta de ropa y la industria agroalimentaria.

España y Canadá son respectivamente el segundo y el tercer mayor inversor en Latinoamérica. Los dos países pueden aprovechar sus fuerzas complementarias y su común interés en América Latina para desarrollar alianzas y proyectos conjuntos en esta región.

La colaboración en el campo de la innovación ocupa un lugar clave en la relación entre ambos países. El Consejo de Investigaciones Científicas de Canadá (NRC) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) trabajan juntos desde hace años en sectores como la salud, las energías sostenibles y el medioambiente. La investigación marina es también una prioridad de la colaboración bilateral. El programa Horizonte 2020 de la Unión Europea ofrece un marco interesante para llevar a cabo iniciativas conjuntas en sectores estratégicos.

La cooperación en investigación y desarrollo tecnológico se canaliza a través del programa internacional EUREKA que permite a organismos como el Consejo de Investigaciones Científicas de Canadá y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial español (CDTI) apoyar proyectos bilaterales orientados al mercado.

Es de destacar además la relación dinámica que se ha establecido entre algunas provincias canadienses y comunidades autónomas españolas.

Movilidad de los jóvenes, educación y cultura

Canadá y España disfrutan de relaciones académicas activas. Cada vez más estudiantes españoles eligen Canadá como destino para sus estudios y más de un centenar de acuerdos entre universidades de ambos países reflejan los estrechos lazos entre las dos comunidades académicas. Gracias a un acuerdo bilateral sobre movilidad de jóvenes, se han multiplicado en los últimos años los viajes de trabajo y estudio de los jóvenes entre los dos países.

La sociedad y la cultura canadiense son materia de investigación y fuente de estudios comparativos en las universidades y en los centros de investigación españoles. Especialmente relevantes para ambos países son las cuestiones de gestión de la inmigración, seguridad, organización territorial y diversidad cultural. En el ámbito internacional, el interés común de España y Canadá por Latinoamérica y una visión similar de los desafíos mundiales dan lugar a fructíferos intercambios.

Los españoles se interesan por el arte y la cultura canadiense. Las escritoras Alice Munro y Margaret Atwood, galardonada con el premio Príncipe de Asturias de las Letras, están entre los autores canadienses más conocidos y apreciados por los lectores españoles. Los fotógrafos como Jeff Wall y Edward Burtynsky o la artista Janet Cardiff están presentes en los museos y galerías de arte españoles. El arquitecto canadiense Frank Gehry recibió el premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2014. El director teatral Robert Lepage, Les Grands Ballets Canadiens o Les 7 doigts de la main son habituales de los escenarios del país. La música canadiense, como la de Diana Krall, de Arcade Fire o de Leonard Cohen, premio Príncipe de las Letras, es muy popular en España.

El cine canadiense encuentra en España un mercado receptivo gracias a la obra de directores canadienses de referencia mundial como David Cronenberg, o Atom Egoyan. La colaboración en materia audiovisual entre ambos países se ve facilitada por el acuerdo de coproducción Canadá-España para cine, televisión y otros formatos audiovisuales.

Junio 2015

Footer

Fecha de la última modificación:
2016-06-23