Canadá se suma a la recuperación de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Boletín de prensa
27 de noviembre de 2020

El Gobierno de Canadá anunció su apoyo para contribuir con la recuperación de las islas colombianas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, luego del paso de la tormenta tropical ETA y del huracán IOTA.

A través del Fondo de Asistencia de Emergencia en Desastres con la Cruz Roja Canadiense, se asignaron 114 millones de pesos para apoyar los esfuerzos de ayuda inmediata de la Cruz Roja Colombiana en San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Lo anterior forma parte del esfuerzo regional del Gobierno de Canadá para apoyar la recuperación de Nicaragua, Honduras y Guatemala a través de una contribución de COP 10 mil millones de pesos (CAD 3,7 millones).

De igual manera, a través del Fondo Canadá para Iniciativas Locales, se adelanta el proceso con la Fundación Empresarios por la Educación para donar implementos de higiene y aseo, materiales educativos, pedagógicos y deportivos, para que niños, niñas, jóvenes y adolescentes de Providencia puedan mantenerse saludables y continuar su proceso de aprendizaje durante la emergencia. Las entregas de todos estos materiales e implementos, por un valor estimado de 85 millones de pesos, se realizarán en coordinación con el Ministerio de Educación Nacional, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) y demás agencias del Estado que están al frente de la emergencia.

Finalmente, se ha sumado a este llamado del Ministerio de Educación Nacional, el Banco Imperial de Comercio de Canadá (Canadian Imperial Bank of Commerce – CIBC) y sus empleados, quienes realizaron la donación de 180 kits de emergencia por un valor de 18.7 millones de pesos. 

“Quisiéramos expresar nuestra solidaridad a la población de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Con estos proyectos, buscamos sumarnos a los esfuerzos nacionales, internacionales y del sector privado, para apoyar a su población en este difícil momento. Hoy más que nunca consideramos fundamental el trabajo conjunto para luchar de forma efectiva contra el cambio climático, cuyos efectos están aumentando y afectan a más y más personas, especialmente las más vulnerables”, comentó el Embajador Marcel Lebleu.