Canadá defiende el pluralismo pacífico, la inclusión y los derechos humanos en El Salvador

 Actividades de empoderamiento de jóvenes promoviendo mayor acceso a información sobre los derechos reproductivos y servicios de salud amigables para adolescentes en las municipalidades de San Rafael Cedros e Ilobasco.
UNFPA El Salvador/Walter Sotomayor
 

 Jóvenes voluntarios participan en la inauguración del parque inclusivo y organizan deportes y actividades recreativas para personas con discapacidades en la municipalidad de Santa Tecla.
 


 Banners usados en San Salvador para promover los derechos de la comunidad LGBTI y crear consciencia sobre crímenes de odio en contra de activistas LGBTI.
 

 Embajadora Maryse Guilbeault se reunió con los socios locales para iniciar la construcción de un parque inclusivo para personas con discapacidades .
 

Las iniciativas conducidas por la Embajada de Canadá en El Salvador, a través del Programa del Fondo de Canadá para Iniciativas Locales (CFLI por sus siglas en inglés) están dirigidas a llevar luz a las prácticas discriminativas sistemáticas para grupos minoritarios, que incluye a personas con discapacidades, personas de la comunidad LGTBI, y jóvenes mujeres viviendo en el área rural que se encuentran con oportunidades de desarrollo limitadas.

El CFLI en El Salvador como socio comprometido con las instituciones locales – del gobierno y de la sociedad civil -  ha contribuido con la posición de Canadá trabajando a favor de prácticas más inclusivas para los grupos tradicionalmente excluidos.  Dentro del contexto de un país que está sufriendo de violencia a gran escala, adonde uno de cada 1000 salvadoreños ha sido asesinado en los últimos 12 meses (resultando en la tasa de homicidios más alta en el mundo para el 2015) es difícil ver más allá del inminente baño de sangre de parte de las pandillas y de los muchos otros problemas apremiantes en El Salvador.

En vista de la enorme necesidad de abordar las prioridades de seguridad, estas comunidades tradicionalmente son excluidas y no son consideradas dentro de la agenda nacional.  Consistentemente, Canadá ha sido una fuerte voz para la protección de los derechos humanos y el avance de los valores democráticos.  En El Salvador, Canadá se está convirtiendo en una valiosa fuerte  y reconocible ´voz´  para las personas desaventajadas y para los grupos excluidos de El Salvador.      

Apoyando las prácticas inclusivas y los derechos humanos de los grupos LGBTI en El Salvador

A pesar de las actualizaciones al marco legal que prohíben la discriminación basada en la identidad de género  u orientación sexual en prácticas de la administración pública, las personas de la comunidad LGBTI en El Salvador continúan siendo víctimas de la discriminación social, rechazo e intolerancia de parte de la sociedad en general.  Las organizaciones por los derechos de las personas LGBTI continúan reportando sobre cómo es que las personas LGBTI son objeto de abuso sexual, físico y verbal (incluyendo en prisión), estigmatización de parte de la sociedad y de la expresión más severa de rechazo: asesinatos motivados por el odio,   especialmente hacia mujeres transgéneras.  La tasa de crímenes de odio en los últimos 10 años ha incrementado en un 400%: en muchos casos, los cuerpos de las víctimas  mostraban señales de tortura: desmembramientos, apuñalamientos, palizas y múltiples disparos.

Trabajando para que se terminen los crímenes en contra de las personas LGBTI y fortaleciendo los derechos legales de la identidad de género

La Embajada de Canadá se asoció con la organización local COMCAVIS Trans para promover reuniones entre líderes políticos y a través de una campaña de los medios, reconocer el derecho legal a un cambio de nombre de la persona para reflejar su identidad de género, una práctica que proveerá gran alivio para las personas transgénero quienes en la actualidad están obligadas a realizar transacciones legales, documentos oficiales y muchas otras prácticas con un ´nombre legal´ que no corresponde a su identidad de género, creando frustración, vergüenza y que conduce a la discriminación. El proyecto también apoyó el activismo y la concientización sobre crímenes de odio en contra de los activistas LGBTI,  la mayoría de los cuales se mantienen sin investigación o procesamiento.

La Embajada también se asoció con CRISTOSAL  para promover el diálogo sobre inclusión y respeto a las personas LGBTI en las principales organizaciones religiosas.  Esta iniciativa incluyó un taller de trabajo con los líderes religiosos  para hablar acerca de las destrezas y técnicas para respetar y promover completamente la integración de las personas LGBTI dentro de sus organizaciones religiosas, de la publicación  y distribución de un manual sobre los derechos LGTBI  y del acompañamiento pastoral y un taller de intercambio con tres diferentes congregaciones sobre los derechos y construcción de comunidades inclusivas con grupos religiosos de personas LGBTI. Las iniciativas fueron bien recibidas por las comunidades religiosas que se involucraron en un diálogo abierto sobre el tema y aun cuando de acuerdo con un joven líder religioso que participó en el proyecto, las prácticas exclusivas se mantendrán en la mayoría de las comunidades cerradas: “esta ha sido una de las pocas veces que [ellos] han podido discutir este tema, y mucho se adquirirá como resultado de experiencias innovadoras  como esta, así es que gracias Canadá.”

Promoviendo espacios seguros para niñas en las comunidades rurales  

La Embajada apoyó un proyecto para prevenir los uniones tempranas de niñas/matrimonios/embarazos de adolescentes en conjunto con dos gobiernos municipales locales y el Ministerio de Salud de El Salvador, en asocio con el Fondo de Población de las Naciones Unidas, Oficina de San Salvador , mediante la protección y empoderamiento de niñas adolescentes de dos comunidades rurales específicas. El proyecto incluyó trabajos con redes de jóvenes para promover capacitación ´entre pares´, desarrollo institucional  para profesionales de la salud que proveen servicios de salud amigables para adolescentes y una campaña pública avocando para obtener espacios seguros.

“Creemos que la protección y el empoderamiento de mujeres y niñas en la sociedad, son componentes fundamentales para un El Salvador pacífico, próspero y estable.  El matrimonio, las uniones y embarazos en estas edades tempranas son una violación a los derechos humanos de las niñas y un obstáculo que impide el desarrollo.”
Embajadora Maryse Guilbeault

Promoviendo en El Salvador Espacios Inclusivos para  Personas con Discapacidades

La Embajada y la Municipalidad de Santa Tecla apoyaron la construcción de áreas accesibles y seguras en uno de los principales parques de la ciudad, que incluye áreas recreativas para niños que tienen discapacidades físicas y mentales.  El proyecto permitió la práctica de deportes y actividades comunitarias inclusivas trabajando junto con el Comité Para-Olímpico de El Salvador y otras organizaciones locales que promueven los derechos de personas con discapacidades, para crear conciencia  con respecto a los derechos de los niños y jóvenes con discapacidades.  Este espacio es ahora uno de las pocas áreas recreativas accesibles a personas con discapacidades en todo el país y en vista del éxito que ha tenido, se le ha pedido a la municipalidad que comparta esta práctica con otras municipalidades ubicadas fuera del área metropolitana de San Salvador.

Aunque la creciente inseguridad y violencia en El Salvador continúa ensombreciendo otras formas más sutiles de violencia, discriminación y exclusión, Canadá continúa poniendo los derechos humanos y el pluralismo pacífico en el centro de la agenda nacional.