Declaración de la Viceprimera Minstra por la entrada en vigor del nuevo TLCAN

30 de junio de 2020
Ottawa, Ontario

La Viceprimera Ministra, Chrystia Freeland, emitió la siguiente declaración el día de hoy por la entrada en vigor del nuevo TLCAN:

“A nombre del Gobierno de Canadá, le doy la bienvenida a la entrada el vigor del nuevo TLCAN el 1o. de julio. Este acuerdo, que es el resultado de negociaciones extensivas a lo largo de los últimos tres años y medio, es un pilar esencial para conservar el comercio justo y libre en América del Norte.

“El nuevo TLCAN protege los empleos y la prosperidad de los trabajadores en los tres países del TLCAN. Es bueno para Canadá y bueno para los trabajadores canadienses. Ayudará a asegurar que América del Norte salga fortalecido de la pandemia de COVID-19.

“A los canadienses en todo el país y a todos los sectores de la economía y la sociedad que dieron sus valiosas contribuciones a las negociaciones: gracias. Este logro es de todos los canadienses.

“Nuestro gobierno está comprometido a trabajar con nuestros socios del TLCAN para garantizar que este nuevo acuerdo sea un éxito para los tres países.”

Datos breves

  • El nuevo TLCAN conserva los importantes beneficios del TLCAN, moderniza el acuerdo, y hace más fácil que las empresas canadienses se beneficien de acceso preferencial a los mercados de Estados Unidos y México.
  • En particular, el nuevo acuerdo:
    • protege más de $2MMDD diarios en comercio por la frontera y el acceso sin aranceles para 99.9 por ciento de las exportaciones de Canadá hacia Estados Unidos. Conservará el acceso sin aranceles a nuestro mayor socio comercial, apoyando cientos de miles de empleos canadienses, ahora y en el futuro.
    • conserva las cadenas cruciales de suministro automotriz, y provee un incentivo para producir vehículos en Canadá.
    • conserva y fortalece el proceso de resolución de controversias para remedios comerciales, en el cual los trabajadores forestales han dependido por mucho tiempo para proteger su fuente de ingresos de acciones comerciales injustas.
    • conserva la excepción cultural del TLACN, que protege más de 650,000 empleos en las industrias culturales.
    • contiene obligaciones laborales ambiciosas y ejecutables que protegen a los trabajadores de la discriminación en el lugar de trabajo, particularmente en cuestiones de género. El capítulo laboral le da un piso parejo a los trabajadores canadienses.
    • consagra estándares vinculantes para aire limpio y contaminación marina a través de un capítulo ambiental fortalecido.
    • elimina el sistema de resolución de controversias entre inversionistas y el Estado, que permitió que grandes empresas demandaran al gobierno canadiense por implementar regulaciones de interés público. Conocido en inglés como ISDS, esto costó a los contribuyentes canadienses más de $275 millones en penalidades y cuotas legales.
    • elimina una cláusula de proporcionalidad que preocupaba a algunos canadienses respecto a la soberanía y la seguridad energética. Esto le da a los productores y trabajadores de recursos de Canadá mayor seguridad de que las decisiones sobre el futuro de su sector serán tomadas por canadienses.

Footer

Fecha de la última modificación:
2020-06-30